Reclamación por pérdida o retraso en la entrega del equipaje

Publicada en Publicada en Perdida de maletas

En caso de retraso en la entrega o pérdida de equipaje, podemos realizar una reclamación por el valor de lo que tuvimos que comprar por causa en el retraso, o por el valor de los daños causados a las maletas y los elementos que contenían. Es fundamental implementar el PIR.

Las líneas aéreas responden, según el Convenio de Montreal, por:

  • los daños, pérdida o destrucción del equipaje sufridos cuando éste esté bajo su custodia y siempre que tales daños no se deriven de defectos o vicios propios del equipaje,
  • los daños que sufriese el equipaje de mano si éstos los causase su personal o su aeronave,
  • los retrasos en la entrega del equipaje cuando por cuestiones logísticas éste no viaja contigo y no llega al aeropuerto de destino a tiempo.

Ojo! Se presumirá que la aerolínea te ha entregado el equipaje nada más llegar al aeropuerto y en perfecto estado si no cumplimentas el llamado PIR (Parte de Irregularidad de Equipaje), declarando el retraso o los daños. En el mostrador de la aerolínea o en su empresa de handling (asistencia en tierra de la compañía) te facilitarán el documento.

Nuestros consejos:

  • Presenta el PIR siempre antes de abandonar el aeropuerto. Si no te percatas de los daños hasta abandonar el aeropuerto, o tu equipaje se te entrega en diferido, presenta la reclamación de inmediato, pues tienes un plazo máximo de 7 días para hacerlo desde que esté en tu poder.
  • El PIR por no entregarte el equipaje a tu llegada lo puedes cumplimentar hasta los 21 días después de la llegada del vuelo.
  • Realiza fotografías bien iluminadas y lo más nítidas posible de los daños de tu equipaje, nada más los adviertas.
  • Si tu equipaje no te ha sido entregado a la llegada a tu destino, y el destino es tu ciudad de residencia, se presumirá que no tienes daños si el equipaje se te entrega con retraso pero en perfecto estado, pues se entiende que en tu domicilio dispones de elementos análogos a los que transportabas en el equipaje (ropa, aseo, etc.) y que no has quedado en situación de necesidad y desamparo.
  • Si tu equipaje no te ha sido entregado a la llegada a tu destino, y en cambio, el destino no es tu ciudad de residencia, se presumirá que has necesitado adquirir bienes mínimos para tu subsistencia digna durante los días que se te ha privado del equipaje (ropa, higiene, medicamentos…). Guarda todos los tickets, y recuerda que el espíritu de la norma es indemnizatorio, así que las compras que realices y que después reclames a la aerolínea deberán ser razonables, de uso totalmente necesario y proporcionales al tiempo que has estado privado de tus cosas.

¿Cuánto me pagarán?

Por la pérdida del equipaje:

El Convenio de aplicación fija el límite de la indemnización en 1131 derechos especiales de giro (DEG/ XDR), cuya equivalencia en Euros puede consultarse en el Banco de España (http://www.bde.es/bde/es/) y que a fecha de hoy equivalen a unos 1.420 €.

Cuidado, esta no es la cantidad que te abonará la aerolínea por cumplimentar el PIR, sino la cuantía máxima de la indemnización. Así, la aerolínea te compensará por las pérdidas que consigas acreditar documentalmente, no por más.

Es por ello que haber guardado los tickets o facturas de los elementos extraviados por la aerolínea nos será muy útil para tramitar tu asunto.

La única forma de superar esta cantidad máxima de 1.420 € es adoptar una actitud previsora antes de viajar con tu ropa, joyas, bolsos o bienes más costosos: sírvete de la Declaración especial de valor. Esta declaración se realiza antes del vuelo y su funcionamiento es el de un seguro: se te garantiza la indemnización del valor de los bienes que se extravíen siempre y cuando los definas específicamente y abones, antes de la facturación, una tarifa adicional (prima).

También puedes contratar un seguro de viaje que cubra estos supuestos, pero recuerda que la aseguradora te requerirá también que acredites el valor de los bienes que te haya perdido la aerolínea y que además, les aplicará una fórmula de depreciación en atención a su fecha de adquisición.

Por el retraso en la entrega del equipaje:

Como decíamos en nuestra sección Consejos, nos encontramos con dos supuestos distintos: el que la privación de tu equipaje te suponga una situación de necesidad básica, y que no te la suponga, o lo que es lo mismo, que estés en una ciudad que no sea la tuya, o que esperes la maleta en tu casa.

Si tu equipaje no te ha sido entregado a la llegada a tu destino, y el destino es tu ciudad de residencia, se presumirá que no tienes daños si el equipaje se te entrega con retraso pero en perfecto estado, pues se entiende que en tu domicilio dispones de elementos análogos a los que transportabas en el equipaje (ropa, aseo, etc.) y que no has quedado en situación de necesidad y desamparo.

No obstante, habrá gastos que puedas acreditar y que sean necesarios…imagina que volabas con el cargador de tu teléfono en la maleta, y eres un comercial. ¿Vas a estar 10 días sin batería? O imagina que tienes asma y facturaste los inhaladores…evidentemente, tendrás que comprar nuevos, con independencia de que estés en tu ciudad. Esto se puede reclamar a la aerolínea con causa en el retraso en la entrega del equipaje.

Por otro lado, si tu equipaje no te ha sido entregado a la llegada a tu destino, y en cambio, el destino no es tu ciudad de residencia, se presumirá que has necesitado adquirir bienes mínimos para tu subsistencia digna durante los días que se te ha privado del equipaje (ropa, higiene, medicamentos…). Para que la reclamación prospere debes actuar de buena fe: asegúrate de que las compras que realices tengan su fundamento y sean proporcionales al tiempo que has estado privado de tus cosas. Así, en un retraso en la entrega de equipaje de 5 días en un viaje de ocio, uno necesita 5 mudas completas (no de alta costura), unas zapatillas, un cepillo de dientes y un tubo de pasta, líquido de lentillas,…y no mucho más.

Debes tener en cuenta que si facturaste algún bien costoso, sin hacer declaración de valor previa, (por ejemplo, una cámara fotográfica profesional), y cuyo precio sea superior al límite indemnizatorio,   si decides comprar otro similar, difícilmente podrás recuperar esa inversión a través de la reclamación a la aerolínea.

¿Y ahora, qué?

Tenemos dos años desde que llegó tu vuelo para reclamar tus derechos.  Vamos! Iniciar mi reclamación.

Además, recuerda que si has sufrido pérdidas de conexiones, denegación de embarque en los vuelos, retrasos y cancelaciones en los últimos cinco años, también puedes reclamar las indemnizaciones correspondientes. Puedes consultar los demás apartados para conocer tus derechos y saber cómo podríamos ayudarte en esos casos.