¿Cómo pedir una subrogación de mi hipoteca?

Si no estás satisfecho con las condiciones que te ofrece tu banco y deseas la subrogación hipoteca, lo mejor es que conozcas los detalles de como hacerla antes de dar el primer paso, y aquí estamos para ayudarte.

Requisitos para solicitar tu subrogación hipotecaria

La subrogación de la hipoteca es un procedimiento que tiene como objetivo cambiar tu préstamo hipotecario de banco. El trámite se realiza para obtener mejores condiciones financieras y de amortización.

Hay una serie de requisitos que deben quedar claros. Aunque cada entidad financiera tiene particularidades en este sentido, de manera general existen 3 exigencias que aplican a todos

1- La primera de ellas es llevar años pagando las cuotas de tu actual préstamo hipotecario sin retrasos. Ese período de tiempo varía en dependencia de la política de riesgos de cada entidad. No obstante, oscila entre dos a tres años, incluso puede extenderse hasta los cinco. 

De esta manera los bancos se cercioran de que tú como interesado estás en condiciones de solvencia. Si llevas largos períodos de tiempo abonando tus mensualidades sin demoras, no deberían aparecer dificultades tras el cambio de entidad. Especialmente, si se toma en cuenta que la nueva alternativa es menos costosa que la anterior.

2- El segundo punto que debes cumplir se refiere al capital pendiente del crédito que deseas trasladar. Está estipulado que este no supere el 80% del valor de tasación de la vivienda hipotecada. 

Cuando se supera el porcentaje aludido, el riesgo de impago que asume el banco se dispara. Por lo tanto, este es un aspecto que de no cumplirse determina que las entidades no acepten tu subrogación.

  ¿Puedo viajar si estoy cobrando el paro?

Para saber el valor del inmueble, el banco al que quieres moverte te pedirá una valoración de la tasadora homologada. Esta última puedes escogerla a tu criterio y deberás pagarla de tu bolsillo. 

En algunos casos, las entidades asumen este gasto si dejas que ellos se encarguen de la valoración. Por otro lado, con el plazo pendiente ocurre algo similar. Las financieras establecen un período máximo de amortización. Así que, si te quedan más años para devolver la hipoteca puede que denieguen la solicitud. Siempre puedes plantear la posibilidad de recortar el plazo para cumplir con este requisito.

3- Es fundamental que tu situación laboral y financiera sea estable. En caso contrario, la entidad no querrá asumir los riesgos y tu trámite puede salir denegado. 

¿Cuáles son los pasos para una subrogación de hipoteca?

Observa las ofertas de las diferentes entidades bancarias: ¿Cómo hacerlo? Acude al simulador de hipotecas que está disponible en las diferentes páginas de los bancos. También puedes acudir directamente a un comparador de hipotecas.

Comprueba la solvencia económica: Una vez que determines la entidad con la que subrogar tu hipoteca, esta elaborará un estudio en favor de lo más viable. Ese paso requiere de la entrega de un conjunto de documentos que te piden. Si la respuesta es positiva, te enviarán una oferta vinculante a tu banco actual y al notario.

Espera la respuesta del trámite: En el momento que se realice la oferta vinculante, tu entidad financiera actual tiene dos semanas para el proceso. Puede mejorarlo o igualar las circunstancias propuestas por su homólogo.

  ¿Cuál es la diferencia entre un accidente de trabajo y enfermedad profesional?

Realiza la subrogación de la hipoteca: Si las condiciones no mejoran o equiparan, podrás proceder con el trámite. El banco actual enviará a la nueva empresa, la deuda pendiente en un plazo de siete días.

Calcula los gastos derivados de la operación

Los gastos derivados de cambiar la hipoteca de banco son los siguientes:

  • Comisión de subrogación
  • Coste de tasación de la vivienda
  • Comisión por riesgo de interés (solo aplica si tu hipoteca se firmó entre diciembre de 2007 y junio de 2019)


También te puede interesar:

Deja un comentario

Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Instagram